Antonio de Puga – Obras más emblemáticas

El artista Antonio de Puga tiene muchas obras, entre las más relevantes están:

El tamborilero

206 cuadrito

Pocos son los datos que se tienen sobre la vida y obra de Antonio Puga, pero sabemos que en su corta carrera fue pintor de cámara de Felipe IV. A pesar de su contribución en la decoración del Salón de Reinos del Buen Retiro es mínima, puede ayudar a comprender la influencia de Velázquez que se aprecia en sus obras, sobre todo en sus cuadros de costumbre.

Es muy posible que al participar en este trabajo, entro en contacto con la obra de Velázquez, aunque también es cierto que Puga tenía relación directa con el yerno del pintor y fiel seguidor de su escuela, Juan Bautista Martínez del Mazo, del cual es más probable que tenga influencias.

En este marco,en la obra El tamborilerotambién se puedeapreciar pequeños destellos de arte holandés e italiano de la época, que muy probablemente vinieron a Puga también de Velázquez.

En este trabajo, Puga tal como Velázquez, se consideró  el retrato de personajes populares, fielmente capturando la forma tal cual como son, con sus virtudes y defectos. Incluso las características se asemejan a las de Velázquez, ya que es reconocible similitud que existe entre El Tamborilero y uno de los personajes presentes en la obra de los Bebedores.

Es posible que al concebir que esta imagen. Puga,precisó en el paso tenebrista de Velázquez, ya que la obrase halla rodeada de una pronunciada oscuridad. Se aprecian tonos en blanco para enfatizar el protagonista de fondo, lo que sugiere undibujo imaginario que le da volumen y estabilidad.

El Tamborilero está representado una actitud cotidiana, tocando su tambor poniendo toda su atención y concentración en el instrumento, logrando aislarse del medio, Puga logro capturar la psicología del personaje. La chaqueta de vestir y el sombrero, pluma allá de ennoblecer el carácter del tamborilero,  enfatiza más en si su carácter popular, algo muy típico también de Velázquez.

Puga puso al personaje en un primer plano, destacando un fondo totalmente oscuro que no pretende crear ningún espacio. Predominan los marrones y tonos de verdes que acentúan el tenebrismo.

Este trabajo podría ser visto como un cuadro de costumbres y estaría dentro de la línea El Afilador y El Aceitero, que también son obras atribuidas a Antonio Puga.

 

La madre del pintor

lamadredelartistaantoniodepuga

De Puga es especialmente conocido por sus pinturas de retratos y en esta obra se muestra una mujer anciana sentada con expresión triste,con una mirada profunda, que da la percepción de que su mente esta en otro lugar. La anciana  se encuentra en una habitación humilde con paredes oscuras y con piso de madera.

En  primer plano, del lado izquierdo de la anciana,se halla una cesta tejida en mimbre y junto a la mujer del lado derecho, se encuentra una silla de madera. En el fondo se encuentra una ventana de madera que está cerrada,y a los lados de la ventana un afiche de un santo y del otro lado una alforja.

A la derecha, sobre un mueble que se aprecia a media, se encuentra un gato durmiendo. La anciana se aprecia pensativa, con las manos cruzadas rendidamente sobre su regazo. La anciana esta vestida con vestido de mangas largas de color marrón oscuro con un delantal blanco.

Puga exhibe en esta escena una pobreza pero a la vez limpia y ordenada, junto con una etapa senil conservada.

La simplicidad y el realismo con que Puga plasmo a esta mujer, junto con la forma angulosa del rosto, la postura y vestimenta de la mujer, cabe establecer la similitud con el retrato de Picasso de GertrudeStein.

 

El Afilador

elafilador_antoniodepuga

Puga con su tradicional estilo barroco plasmo en esta obra, como es frecuente en pinturas anteriores, a personas sencillas en sus actividades del quehacer cotidiano y que representan artesanías. El cuadro El Afilador se almacena en el Museo Hermitage de Leningrado.

La ardua labor del afilador ha inspirado a Antonio de puga a plasmarlo en su obra, en donde se precia al afilador haciendo su trabajo con un molinillo portátil, la acción de afilar los cuchillos se ejecuta por un hombre, y se observan otros dos hombres y una mujer, que está a la espera junto a ellos. La rueda que se muestra en esta obra era usada por los hereros de la antigüedad, lo que es muy diferente a las usadas hoy en día.

La paleta de colores presentes en esta obra, son colores oscuros como el ocre, diferentes tonos de marrones y negro, lo que le da un aspecto humilde y sencillo al lugar en donde se encuentran los personajes

Se presume que la ciudad natal del autor lo inspiro a realizarla, ya que en Galicia, en la provincia de Ourense es donde se acumulados la mayor cantidad de personas dedicadas a este oficio.

 

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *